La fotografía tal y como la conocemos hoy, ha sufrido grandes cambios. Desde las primeras imágenes fotográficas utilizando una cámara oscura y un soporte sensibilizado mediante una emulsión química de sales de plata, hasta la era digital con la creación de la Litofanía, han pasado muchos años. La historia de la fotografía empieza oficialmente en el año 1839, con la divulgación mundial del primer procedimiento fotográfico: el daguerrotipo. Fue desarrollado y perfeccionado por Louis Daguerre, a partir de las experiencias previas de Niépce (antes de 1826), y dado a conocer en París, en la Academia de Ciencias de Francia.

Procesos fotográficos utilizados durante el siglo XIX:

  • Daguerrotipo
  • Calotipo
  • En 1851 se inventa el colodión húmedo,que reemplazó casi inmediatamente a las demás técnicas, por las mejoras introducidas en los tiempos de exposición. Con el colodión húmedo se habla por primera vez de “instantánea” fotográfica.
  • En 1854 se patentó la ambrotipia, un proceso fotográfico que crea una imagen positiva en una placa de cristal, mediante el proceso del colodión húmedo, es una patente de James Ambrose Cutting quien utilizó el colodión húmedo para obtener una imagen positiva en lugar de un negativo. Una variante de los ambrotipos son los ferrotipos, realizados sobre una base metálica de hierro.
  • Charles E. Bennett en 1878 inventa las placas secas al gelatino-bromuro que permitían positivar muchas copias en papel a la albúmina.
  • Desde 1888, Kodak fabrica carretes de película enrollable.

Las primeras imágenes eran en blanco y negro, pero después el color se impuso, aunque no fue tarea fácil conseguirlo. La fotografía tiene usos múltiples, ya que puede ser artística, recordatorio de un viaje, para bautizos, bodas y comuniones, en tiempos de guerra la fotografía aérea tuvo gran relevancia, y en la era moderna donde se impone lo digital, sus usos son de lo más dispar.

Gijon_san_pedro

Foto digital de la zona de San Pedro de Gijón, Asturias

Asociando la fotografía a la impresión 3D, se consigue mediante un proceso previo, una litofanía. Consiste básicamente en la proyección de una luz (antiguamente, de una vela, pero también de luz solar) a través de una lámina semitransparente en la que se ha modelado un volumen. El cambio de grosor hace que al trasluz varíe la opacidad de cada parte de tal manera que las zonas más oscuras de la imagen original están resueltas con mayor grosor de lámina y las más claras con menor grosor. El resultando es que al pasar una luz a través de la lámina de litofanía vemos la imagen en claroscuro.

Es un proceso que no es nuevo, ya que en el siglo XVIII ya se usaba. Sobre todo como decoración para lámparas de dormitorio. Originalmente, el grabado se modelaba en cera, que luego se pasaba a porcelana como material definitivo. Tuvo auge en Alemania y Francia, extendiéndose rápidamente por toda Europa en el siglo XIX.​ Actualmente, se producen digitalmente sobre pantallas de polímeros como la poliamida.

La aplicación que os enseñamos es a partir de una fotografía, realizando un modelo en 3D impreso con los mismos resultados que se obtenían antes con materiales de la época y se obtienen ahora con otros materiales más caros. El producto que os mostramos es el resultado de un procesado previo después de obtener una foto en formato digital, dando lugar a un recuerdo de lo más especial y curioso obtenido mediante impresión 3D.

Litofanía impresa en PLA Blanco con tecnología FDM

Litofanía impresa en PLA Blanco con tecnología FDM

litofania_marco_iluminacion

Litofanía impresa en PLA Blanco con tecnología FDM con retroiluminación

Si queréis tener una foto diferente y que se salga de lo común, ya sea para disfrute propio o como regalo, en FARTEC estaremos encantados de atenderos y llevar esa foto digital un paso más allá. El resultado es obviamente impresionante.

A continuación mostramos una litofanía impresa con forma circular, para incluir en el centro una iluminación.

Podéis pedirnos más información al respecto pulsando aquí.